MRD ARQUITECTOS _Taller de Arquitectura. 2008

Somos un equipo de arquitectos y colaboradores trabajando de forma paralela, creemos firmemente en la potencia y los valores de nuestra profesión. Fomentamos la conexión y colaboración con diseñadores, artistas, ingenieros, urbanistas, paisajistas, iluminadores, biólogos, historiadores, entre otros.

Manifiesto.

Estamos inmersos en un proceso sencillo, pero con mucha profundidad. Centralizamos nuestra investigación de manera contextual, analizando las distintas capas de nuestro proyecto desde lo general hasta lo particular. Nos mueve entender la historia y cultura del país, la ciudad, la colonia, la población, los antecedentes y el análisis del sitio.

El usuario es el centro de nuestro proyecto. Entender su relación con el espacio y este con el contexto nos permite generan conexiones y un dialogo a través de la arquitectura.

Crear tejidos sociales y hacer comunidad nos mueve, poner nuestro granito de arena y hacer de esta vida que tenemos prestada un mejor lugar son nuestros objetivos como arquitectos del mundo. Esperamos que nuestros proyectos generen empleos, seguridad y que su contexto sea mejor después de su construcción.

La honestidad en la arquitectura para nosotros es fundamental. Reflejar nuestros materiales en bruto, los sistemas constructivos en el resultado final de nuestro proyecto, nos permite construir arquitectura. Evitamos usar elementos que no sean necesarios y promovemos tener una arquitectura libre de capas y ornamentos; expresando de esta manera una arquitectura humana, congruente, sin pretensiones ni excedentes.

Somos fieles creyentes que debemos de proyectar y hablar de nuestro tiempo, ser actuales y contemporáneos, pero buscando la atemporalidad. Nuestros proyectos buscan ser muy dignos y saber envejecer correctamente, manteniendo su esencia y mensaje en el futuro y que permanezcan con un dialogo positivo en  la ciudad o contexto inmediato.

Tenemos un fuerte compromiso con la localidad, especificando los recursos y mano de obra de manera local. De esta manera fortalecemos la relación entre los arquitectos e ingenieros con los maestros y sus oficios teniendo como resultado un proceso artesanal de altísima calidad y detalle.

La belleza, la función, el sólido y el vacío, la proporción, el orden y la modulación, el manejo de la luz y sombra, el tratamiento y cuidado de la escala humana y la integridad de los materiales, rigen todos los días nuestra práctica.

El lujo lo interpretamos con creatividad, con diseño, con la riqueza de los espacios y con la capacidad de crear experiencias que conlleven a la realización y a la felicidad.

La naturaleza nos conecta y desconecta, es toda la belleza que nos rodea y nos enseña lo minúsculos que somos y lo increíble que es el universo. Por lo tanto, toda nuestra humildad y admiración en cada proyecto se verá reflejado ante estas maravillas que se nos presentan en cada sitio donde nos involucremos. Cada proyecto representa un reto y una oportunidad para ayudar y promover el respeto y apoyo al cambio climático e inminente necesidad de cooperar con la tierra.

Nuestra admiración por México nos lleva a recuperar y reinventar las tradiciones, costumbres, sistemas constructivos, lenguaje en el diseño, oficios, riqueza cultural, vida, color y mucha pasión en cada rincón.

Las bellas artes nos acompañan siempre, nos sensibilizan, nos enseñan a apreciar y a valorar cada momento, fortaleciendo y confrontando nuestros sentidos y emociones.

Nuestra arquitectura se acompaña de cada una de ellas, que la hacen más grande, más rica y más potente.

Agradecemos cada oportunidad que se nos presenta para hacer arquitectura y poder materializar la colaboración entre nuestro cliente, el taller y nuestros colaboradores para ver un proyecto realizado.

Seamos conscientes, disfrutemos el proceso, vivamos el presente.

MRD ARQUITECTOS _Taller de Arquitectura. 2008

Somos un equipo de arquitectos y colaboradores trabajando de forma paralela, creemos firmemente en la potencia y los valores de nuestra profesión. Fomentamos la conexión y colaboración con diseñadores, artistas, ingenieros, urbanistas, paisajistas, iluminadores, biólogos, historiadores, entre otros.

Manifiesto.

Estamos inmersos en un proceso sencillo, pero con mucha profundidad. Centralizamos nuestra investigación de manera contextual, analizando las distintas capas de nuestro proyecto desde lo general hasta lo particular. Nos mueve entender la historia y cultura del país, la ciudad, la colonia, la población, los antecedentes y el análisis del sitio.

El usuario es el centro de nuestro proyecto. Entender su relación con el espacio y este con el contexto nos permite generan conexiones y un dialogo a través de la arquitectura.

Crear tejidos sociales y hacer comunidad nos mueve, poner nuestro granito de arena y hacer de esta vida que tenemos prestada un mejor lugar son nuestros objetivos como arquitectos del mundo. Esperamos que nuestros proyectos generen empleos, seguridad y que su contexto sea mejor después de su construcción.

La honestidad en la arquitectura para nosotros es fundamental. Reflejar nuestros materiales en bruto, los sistemas constructivos en el resultado final de nuestro proyecto, nos permite construir arquitectura. Evitamos usar elementos que no sean necesarios y promovemos tener una arquitectura libre de capas y ornamentos; expresando de esta manera una arquitectura humana, congruente, sin pretensiones ni excedentes.

Somos fieles creyentes que debemos de proyectar y hablar de nuestro tiempo, ser actuales y contemporáneos, pero buscando la atemporalidad. Nuestros proyectos buscan ser muy dignos y saber envejecer correctamente, manteniendo su esencia y mensaje en el futuro y que permanezcan con un dialogo positivo en  la ciudad o contexto inmediato.

Tenemos un fuerte compromiso con la localidad, especificando los recursos y mano de obra de manera local. De esta manera fortalecemos la relación entre los arquitectos e ingenieros con los maestros y sus oficios teniendo como resultado un proceso artesanal de altísima calidad y detalle.

La belleza, la función, el sólido y el vacío, la proporción, el orden y la modulación, el manejo de la luz y sombra, el tratamiento y cuidado de la escala humana y la integridad de los materiales, rigen todos los días nuestra práctica.

El lujo lo interpretamos con creatividad, con diseño, con la riqueza de los espacios y con la capacidad de crear experiencias que conlleven a la realización y a la felicidad.

La naturaleza nos conecta y desconecta, es toda la belleza que nos rodea y nos enseña lo minúsculos que somos y lo increíble que es el universo. Por lo tanto, toda nuestra humildad y admiración en cada proyecto se verá reflejado ante estas maravillas que se nos presentan en cada sitio donde nos involucremos. Cada proyecto representa un reto y una oportunidad para ayudar y promover el respeto y apoyo al cambio climático e inminente necesidad de cooperar con la tierra.

Nuestra admiración por México nos lleva a recuperar y reinventar las tradiciones, costumbres, sistemas constructivos, lenguaje en el diseño, oficios, riqueza cultural, vida, color y mucha pasión en cada rincón.

Las bellas artes nos acompañan siempre, nos sensibilizan, nos enseñan a apreciar y a valorar cada momento, fortaleciendo y confrontando nuestros sentidos y emociones.

Nuestra arquitectura se acompaña de cada una de ellas, que la hacen más grande, más rica y más potente.

Agradecemos cada oportunidad que se nos presenta para hacer arquitectura y poder materializar la colaboración entre nuestro cliente, el taller y nuestros colaboradores para ver un proyecto realizado.

Seamos conscientes, disfrutemos el proceso, vivamos el presente.